Home | Artículos | Chavismo abre nueva temporada de caza contra disidentes en Venezuela

Chavismo abre nueva temporada de caza contra disidentes en Venezuela

maduro_tv

Animado por un nuevo año, el régimen de Nicolás Maduro inicia una escalada de ataques contra medios de prensa como Radio Fe y Alegría, VPITV, Tal Cual y Efecto Cocuyo. La Asamblea Nacional promete ser cuartel general de estas operaciones contra la prensa libre, las ONG, los políticos disidentes y todos los sospechosos habituales de terrorismo y colaboracionismo con enemigos del chavismo.

Omar Lugo / elestimulo.com

El régimen chavista que encabeza Nicolás Maduro aplica nuevas estrategias y acciones contra los opositores políticos y la sociedad civil, al paso que se fortalece dentro del territorio y cosecha rechazos internacionales.

Tras asumir de manera formal un poder legislativo que había doblegado y anulado en los últimos cinco años, el régimen se apresta a usar esta Asamblea Nacional (Congreso)  como instrumento más refinado contra lo que queda de sus rivales políticos. También eleva su escalada de ataques contra la disidencia independiente, las organizaciones no gubernamentales (ONG) y lo que queda de la prensa libre en plataformas digitales.

En Venezuela no existe la gran prensa, ni medios masivos impresos en papel; tampoco informativos de radio o TV y el chavismo desde hace años prohíbe cubrir en vivo y directo eventos en tiempo real. En este contexto, los medios digitales son la vanguardia.

Por eso lo que sucede este viernes es equivalente a que en cualquier país como España o Colombia cerraran medios netamente informativos o sometieran al escarnio a respetados periodistas.

A cobrar las piezas abatidas

Así, el año 2021 en Venezuela comienza con el chavismo cumpliendo las amenazas y advertencias lanzadas desde hace algunos meses. Desde que estaba claro que el chavismo sería mayoría absoluta en unas elecciones legislativas del 5 de diciembre, cuestionadas por su pseudo legalidad, se esperaba que el régimen pasara sus bulldozers sobre la tierra arrasada.

En esos comicios, que en efecto debían llevarse a cabo de acuerdo al calendario constitucional, estaba proscrita la oposición mayoritaria cuyos partidos fueron expropiados y entregados a sujetos aliados del chavismo.

Además las elecciones fueron convocadas por el propio Nicolás Maduro a través de una Asamblea Constituyente creada en 2017 para usurpar las funciones del poder legislativo; organizadas por un Consejo Nacional Electoral formado por magistrados chavistas movidos desde el Tribunal Supremo de Justicia; y custodiadas y producidas por oficiales y soldados de la Fuerza Armada, la misma que forma parte integral de este régimen chavista militar cívico.

Este  grupo liderado por el diputado José Brito -acusado de corrupción e investigado por el anterior parlamento- deberá presentar la lista de los crímenes y sus culpables. Así lo anticipó Iris Varela, la virulenta chavista radical nombrada como vice presidenta de la flamante Asamblea.

Luego de un mes de investigaciones pedirán  al Tribunal Supremo de Justicia que ordene la captura de los opositores, anticipó Varela.

Pocas horas antes el nuevo presidente de la Asamblea Nacional, el psiquiatra Jorge Rodríguez, uno de los exponentes del chavismo radical y pieza clave del sistema, advirtió la intensidad de la escalada:

«Con olvido no lograremos el diálogo, con olvido no lograremos reconciliación. Perdón sí, pero sin olvido. Pero ese diálogo, esa reconciliación no puede ser en medio de la amnesia. El olvido no puede ocurrir frente a tantos crímenes que se han cometido en contra del pueblo de Venezuela», declaró Rodríguez, uno de los civiles que ha ocupado varias posiciones de poder en el cúpula estrecha del chavismo.

Linchan a la prensa

En las últimas horas otro frente de ataques virulentos en serie se desató contra medios digitales que hacen periodismo independiente en el país, y que mantienen una línea crítica contra el poder.

El régimen usa sus plataformas como el canal Globovisión, del empresario Raúl Gorrín, investigado por corrupción y sancionado en Estados Unidos, para montar una trama, un colchón previo donde justificar acciones inminentes.

Las plataformas oficiales de propaganda VTV (Venezolana de Televisión) y AVN (Agencia Venezolana de Noticias), también emprendieron en las últimas horas supuestas denuncias contra medios privados.

Pero la herramienta preferida es Conatel (Consejo Nacional de Telecomunicaciones, el perro guardián de la censura) para intimidar a los medios que ayudan a contrarrestar la hegemonía comunicacional, inclusive la radio y la TV en señal abierta, que desde hace años viven bajo la amenaza de cierre permanente.

En Venezuela la hegemonía comunicacional la ejercen los medios francamente del gobierno como VTV y los manejados mediante testaferros, como Globovisión y Grupo Últimas Noticias (antigua Cadena Capriles, el que fuera el grupo editorial más poderosos del país y comprado por el chavismo en 2013).

Allanan canal VPITV

VPITV (Venezolanos por la Información) es un canal de TV digital basado en Miami, Florida, que mantiene una cobertura especial y permanente sobre Venezuela. Es financiado y manejado por la diáspora venezolana.

Este viernes efectivos policiales y civiles de Conatel y el Seniat, el organismo recaudador de impuestos allanaron sus dos sedes en Caracas.

Los agentes incautaron equipos y otras propiedades de la corresponsalía del canal, entraron a sus computadoras y prohibieron expresamente que el allanamiento fuera cubierto y transmitido por el propio canal, explicó Sergio Novelli.

Otros agentes del Seniat clausuraron por cinco días desde hoy mismo la sede de Panorama, el que fuera el más importante periódico del estado Zulia, argumentando el incumplimiento de deberes tributarios.

También atacaron por medios electrónicos el dominio de TalCual, otro periódico digital centrado en la política y la interpretación, fundado por el extinto Teodoro Petkoff, un político de izquierdas que fue uno de los más duros y acertados críticos del chavismo.

El gobierno y sus perros de presa dirigen por estas horas otros ataques enconados contra otros medios digitales como Efecto Cocuyo, El Pitazo y Runrunes. El trabajo de estas cabeceras  -como el de otros periódicos digitales independientes y de vanguardia- es reconocido  por serias y prestigiosas instituciones internacionales dedicadas a promocionar la libertad de prensa, los derechos humanos y las mejores prácticas del periodismo real.

Algunos de estos medios reciben subvenciones o han ganado concursos de financiamiento a la promoción del periodismo de excelencia. Ahora son acusados por el chavismo de recibir fondos de gobiernos enemigos de la patria para derrocar a Maduro.

Reino Unido, que está entre las naciones que mantienen programas de apoyo al malogrado periodismo venezolano, emitió un corto comunicado ratificando est iniciativa.

 Ni en el nombre de Dios

La escalada de ataques ataques también alcanza al circuito radial Fe y Alegría, vinculado a la iglesia católica y al movimiento social de los jesuitas. Además de informar con propiedad desde los rincones más apartados del país, las estaciones de Fe y Alegría son pioneras en la educación a distancia mediante programas de alfabetización y cursos de primaria y secundaria.

Los ataques contra la prensa han recibido una ola de rechazos desde varios frentes y son vistos como una muestra más de la ola de intolerancia y atropellos previsibles por parte de un régimen envalentonado.

En un país sumido en un desastre económico y social equivalente al dejado por un desastre natural de gran escala, los venezolanos comunes viven condiciones semejantes a las que hubiera dejado una guerra.

«Es en efecto como una guerra del Estado contra sus propios ciudadanos», dijo a El Estímulo un trabajador  humanitario.

Municipios por anexar

El chavismo tiene la particularidad de avisar con mucha antelación sus estrategias, y la fortuna de que todavía muchos no lo crean capaz de materializar algunas de ellas.

En realidad todo lo que está pasando ahora y ha pasado antes había sido proclamado por la propaganda oficial como actos de soberanía patria, de justicia, de redención de un pueblo libre, de rebeldía de los hijos de los libertadores Hugo Chávez y Simón Bolívar,

Aunque pocos lo creyeron posible.

Las Organizaciones No Gubernamentales que  operan en Venezuela, tanto las nacionales como las filiales de redes  internacionales, han sido clave para exponer al mundo la magnitud del drama que por aquí ocurre.

Buena parte de este trabajo en las áreas de defensa de los derechos humanos, justicia y ayuda humanitaria fueron determinantes para recoger testimonios y datos que respaldaron el informe de la ONU. Los expertos encontraron evidencias de crímenes de lesa humanidad cometidos por el régimen de Maduro contra los venezolanos.

Otra advertencia de lo que viene es la extinción de la identidad administrativa de los municipios Chacao, Baruta, El Hatillo y Sucre, del estado Miranda para anexarlos a Libertador.

Los cuatro son bastiones de mayoría opositora, y exceptuando Sucre, son administrados por alcaldes de la oposición.

Ahora la llamada Autoridad Única del Distrito Capital (creada cuando la oposición ganó la elección para gobernar la Gran Caracas) quiere separarlos del estado Miranda.

La Asamblea Nacional recién instalada, espera el pedido de instrucciones para completar la orden.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*